4 Formas de sacar una llave rota dentro de la cerradura

¿Alguna vez has roto una llave dentro de la cerradura? Apostamos a que la respuesta es ‘si’. En cerrajeros málaga sabemos que es una situación angustiante, pues en primer lugar es probable que solo tengáis una llave, y en segundo lugar en caso de tener otra llave, no os servir de nada, pues con la que está rota dentro de la cerradura, será imposible abrir la puerta. Además, si la desesperación se apodera de ti y pensáis en romper la puerta te recomendamos que lo pienses dos veces, ya que no solo tendrías que comprar otra cerradura, sino también pagar los daños de la puerta, o peor aún, comprar una nueva.

 

#1 sacar una llave rota con unas tijeras de punta fina – Cerrajeros Málaga

Esta es una de las formas de sacar una llave rota más fácil. Podéis intentar sacar la llave rota con unas tijeras de punta fina, como por ejemplo las de electricista.

 

Lo primero es introducir una de las puntas de la tijera en un lado del cerrojo, de tal manera que podáis hacer empuje hacia afuera e ir sacando el trozo de llave poco a poco.

 

 

#2 sacar una llave rota con un taladro

Si la forma anterior no os funciona y tenéis un taladro a la mano tendréis que seguir estos pasos (bajo el riesgo de dañar la cerradura), tendréis que buscar  unas tijeras de punta fina, un taladro y un broca de 1.5 milímetros o en su defecto 2mm.

 

La intención de usar el taladro es hacer un pequeño agujero al trozo de la llave que está dentro de la cerradura.

 

 

De esa manera, la llave al tener un pequeño agujero, facilita el hacer palanca con la punta fina de las tijeras.

 

#3 sacar una llave rota con aceite y un clip

Para esto tendréis que buscar algo de aceite en spray, unas pinzas o un clip y un alicate.

 

A la cerradura tendréis que echarle aceite, para intentar facilitar el proceso de sacar la llave rota, podéis intentarlo con unas pequeñas pinzas o algo todavía más fino como un clip.

Para sacar la llave, deberéis estirar el clip y doblar con el alicate una pequeña parte de uno de los extremos del clip en 90° grados.

 

 

Con la pequeña parte que acabáis de doblar, la idea ahora es meterlo por el cerrojo en intentar asomar la llave, para posteriormente terminar retirándola con el alicate.

 

#4 sacar una llave rota con un imán

Esta tiene que ser la forma menos laboriosa de sacar una llave rota, pues si vosotros tenéis un imán potente (o en cualquier caso, un vecino o amigo), solo tendréis que colocar el imán frente a la cerradura y dejar que la llave salga prácticamente sola.

 

¿Cómo evitar que una llave se rompa?

Lo ideal sería no tener que pasar por esta situación, aunque esto se inevitable en algunos casos, lo mejor es alargar la vida de tu llave (de seguro que vuestro bolsillo os agradecerá).

Es normal que después de tanto tiempo de uso las llaves comiencen a debilitarse y por ende agrietarse, sobre todo entre el mango y la cabeza de la misma, y aunque muchas veces estéis advertidos con las notorias grietas de las llaves y decides seguir utilizándolas, tarde o temprano ocurrirá el desastre. Lo mejor sacar una nueva copia para evitar todos los pasos anteriores.

Además, es buena idea que lubriquéis vuestras cerraduras de vez en cuando, de esta forma podéis asegurar que las llaves puedan girar sin mayor problema y duren más tiempo, pues el forcejeo al abrir la puerta también contribuye a dañar la llave.

Si ninguna de estas 4 formas de sacar una llave rota dentro de la cerradura os funciona, bien sea por el tipo de cerradura que tengáis o la forma como se haya partido la llave… recurrimos a la última opción, pues no queda de otra que llamar a un cerrajero u os quedarais fuera de casa un buen rato.